La Asociación Colegial de Escritores desarrolla una labor que va más allá de la obligada defensa de los intereses y derechos de los autores asociados y del ejercicio profesional de los escritores en su conjunto.

Esta labor se desarrolla en tres ámbitos:

1) la promoción de actividades culturales que potencien la presencia de la literatura en castellano, vinculada a la experiencia de sus autores, en todos los ámbitos en que ésta se desarrolla, desde la Universidad hasta las entidades ciudadanas, pasando por las librerías y los centros culturales y bibliotecas;

2) la formación del escritor a través del desarrollo de talleres literarios y cursos de toda índole dirigidos a un mayor conocimiento de la materia, al dominio de nuevos campos de de desarrollo profesional y a la adaptación de su tarea a la nueva realidad de Internet y de las nuevas tecnologías;

3) la colaboración con las instituciones culturales y educativas públicas y privadas para fortalecer los lazos entre escritores y lectores y para prestigiar su labor en la sociedad.