Carta del presidente a los asociados: “Una ACE renovada, transparente y eficaz”

Manuel Rico
Manuel Rico

Publicamos la carta que Manuel Rico, presidente recién elegido de la Asociación Colegial de Escritores, dirige al conjunto de los escritores y escritoras asociadas.

Estimados asociados y asociadas:

Como bien sabéis, el pasado 5 de mayo, la Asociación Colegial de Escritores de España dio un paso decisivo para situarse en el siglo XXI como entidad defensora de los intereses y derechos de los escritores y de los traductores españoles: eligió la Junta Directiva que me honro en presidir. Una Junta plural, en la que coinciden diversas formas de entender el mundo, la literatura y la relación del escritor con la sociedad, tal y como requiere una Asociación independiente que se debe sólo a sus asociados. Una Junta Directiva en la que hay una mayor representación de nuestras secciones autónomas de Autores de Teatro, Traductores y de Andalucía y en la que se ha incrementado el número de escritoras (aunque no lo suficiente en relación con su presencia como asociadas en la ACE). Una Junta Directiva en la que conviven distintas generaciones.

Iniciamos una tarea compleja, nada fácil, con los mínimos medios financieros y técnicos. Sin embargo, el entusiasmo que he creído advertir entre todos vosotros y el deseo de profunda renovación de una entidad con casi 40 años de vida que todos, desde dentro y desde fuera, juzgábamos anquilosada, contribuirán a hacerlo más fácil.

Renovar nuestras prácticas y democratizar nuestro funcionamiento trasladando esa aspiración a los Estatutos, incrementar el número de socios, fortalecer y mejorar los servicios de asesoramiento y orientación a los escritores y afrontar los gigantescos desafíos que nos plantea la era digital serán objetivos básicos de esa profunda puesta al día que la ACE requiere. Una puesta al día que tendrá como ejes irrenunciables la transparencia, la participación (hoy mucho más accesible con los medios que Internet pone a nuestra disposición) y la equilibrada y justa distribución del gasto a partir del doble principio de la austeridad y la eficacia, con programas que interesen a los socios y respondan a sus necesidades y que pongan el punto de mira en atraer a los escritores más jóvenes, en gran medida desconocedores de nuestra labor asociativa.

Las redes sociales, desde Facebook hasta Google+ serán, poco a poco, instrumento de proyección de nuestro trabajo y de prestigio de nuestra Asociación. La mejora y el establecimiento de relaciones con otras asociaciones de escritores y autores en general, tanto de España como de otros países será una labor que acometeremos a lo largo de los próximos cuatro años. Y, desde luego, trabajaremos por incorporar nuevos servicios para los socios y, en general, para los escritores y traductores.

Me siento profundamente honrado de presidir una entidad con casi 40 años de vida, que nació con nuestra democracia de la mano y el impulso de Angel María de Lera y en la que me han precedido nombres como Isaac Montero, Raúl Guerra Garrido, Ramón Hernández (el consejero decano de la actual Junta), Juan Mollá, actual Presidente de Honor, Rogelio Blanco o un Félix Grande que, una vez elegido, no pudo, lamentablemente, tomar posesión. Ahí están las raíces. La base que hoy nos permite mirar al futuro y asumir con valentía nuevos desafíos.

Mi gratitud más sincera a todos vosotros por el apoyo mostrado, una gratitud que os traslado en nombre de toda la Junta Directiva. Y lo hago con un abrazo fuerte y con mi reconocimiento a una labor, silenciosa las más de las veces, como la del escritor, no siempre reconocida por la sociedad.

Nos encontraremos en el trabajo cotidiano. Un fuerte abrazo a todos y a todas.

Manuel Rico

Presidente de la Asociación Colegial
de Escritores de España