Primeras comparecencias en la subcomisión Parlamentaria del Estatuto del Creador y del Artista

Diversos medios de comunicación recogieron ayer la noticia de la comparecencia de Manuel Rico ante la subcomisión para la creación del Estatuto del Astista en el Congreso. Ésta se produjo en el marco de las diversas aportaciones que realizarán las distintas entidades autorales o de gestión de derechos a los trabajos de la Subcomisión. Le precedió Julián Campillo, en representación de la Plataforma en Defensa de la Cultura.

La plataforma Seguir Creando, que acoge a más de cuarenta entidades culturales, ha defendido este miércoles la compatibilización del cobro de pensiones por parte de los artistas, con los derechos de autor de sus trabajos anteriores.

Según ha explicado a Europa Press el portavoz de esta plataforma, el nuevo Estatuto del Artista deberá contemplar en su legislación fiscal esta peculiaridad, ya que, ahora, los creadores jubilados que estén cobrando derechos de autor por sus obras, deben renunciar a su pensión.

Y para aquellos que siguen en activo, la plataforma ha pedido que se reconozca la intermitencia de su trabajo, que haya un mínimo de cotización de autónomos, que si se aplica el estilo francés no supera los 50 euros anuales, y “ya al final del ejercicio, el autor regularice según sus ingresos”.

NORMAS ESPECÍFICAS PARA CADA DISCIPLINA

En su comparecencia en la subcomisión, Rico ha apostado por elaborar un texto “de mínimos” y que, posteriormente, cada disciplina artística desarrolle a través de un reglamento o una norma oportuna, sus características. También expresó la necesidad de ajustar la denominación del Estatuto a un concepto más ajustado a la realidad de los creadores y autores, de tal modo que todos los profesionales de la cultura se sientan identificados.

El representante de Seguir Creando ha puesto como ejemplo que, en varios sectores culturales buscan solucionar sus problemas de representación sindical, cuando los escritores no los necesitan “porque trabajamos en casa, con el ordenador y las musas”.

Sobre las particularidades de la danza ha hablado en la subcomisión el presidente de la Plataforma en Defensa de la Cultura, Javier Campillo, que ha señalado que los profesionales de esta disciplina se retiran pronto, “en torno a los 29 años” y tienen difícil “reciclarse en otra especialidad”.

“No existe una transición profesional adecuada, pero tampoco hay homologación de títulos universitarios, ni un registro de enfermedades profesionales o una renta en condiciones”, ha señalado, para mostrar su deseo de que el Estatuto del Artista llegue a regularizar estos aspectos. “Venimos con mucho espíritu positivo”, ha concluido.