Eva Losada Casanova recibe el Premio de Novela Fernando Quiñones

La escritora madrileña Eva Losada Casanova obtuvo el pasado mes de noviembre el XVIII Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones, dotado con 20.000 euros, por su novela El sol de las contradicciones. El acto oficial de entrega del Premio, junto con la presentación oficial de la novela en Cádiz, la ciudad anfitriona del premio, se celebró el pasado martes, 21 de marzo.

La obra ganadora fue seleccionada entre  170 originales por un Jurado del que formaron parte los escritores Jesús Ruiz Mantilla y Antonio Rodríguez Almodóvar, además de Nadia Consolani, viuda del escritor Fernando Quiñones y con ella su autora se sumerje en las grandes contradicciones que acucian al mundo contemporáneo. Las calles de Madrid y Barcelona en la década de los años noventa y la isla de Menorca son escenarios de esta novela, que narra la desaparición en aquella época del fotógrafo Álvaro Beni.

La novela aborda «cuestiones tan importantes como la autodestrucción, la cobardía, la mentira y la huida permanente de nosotros mismos» en una historia «de unos personajes al límite, detenidos en un cruce de caminos, a veces contradictorio y otras decisivo» y que reflexiona sobre «la brevedad del tiempo». Ha sido publicada por Alianza Editorial y será presentada el próximo 30 de marzo en Madrid, en la librería Cervantes y Compañía.
Eva Losada Casanova (Madrid, 1967) es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid. Ha desarrollado proyectos de guión infantil, contenidos sociales y didácticos, guión documental y campañas de divulgación social y es autora de novelas como En el lado sombrío del jardín, publicada en 2014.
Por otro lado, la ganadora del premio y protagonista de la velada es la promotora y directora de un proyecto como La Plaza de Poe, con el cual ACE ha iniciado un proceso de colaboración, al igual que hará con otras entidades de carácter cultural y vinculadas al mundo del libro y de la literatura.
SINOPSIS DE LA NOVELA
Mar Zheirman, una joven escultora y galerista menorquina, recibe una inesperada llamada del módulo de Custodia penitenciaria del hospital donde su expareja, Álvaro Berni, está en coma tras una agresión en la cárcel. Hacía tiempo que no sabía nada de él, después de que desapareciese diez años antes, dejando una lavadora puesta y un disco de Tom Waits.
El pasado de Mar vuelve a aflorar poco complaciente. Son recuerdos de una convivencia imposible, de noches de alcohol y drogas, del dolor causado por el abandono y de los años de incertidumbre dedicada al cuidado de Mateo, el hijo de Álvaro, un niño distante y extraño, al que se vio obligada a criar asumiendo una maternidad impuesta y no deseada.
“El sol de las contradicciones” recrea con sumo detalle y fidelidad el mundo del arte, los ambientes nocturnos del Madrid y la Barcelona de los años noventa. El arte, que está presente en todo momento, adopta diversas formas, enfrenta a los personajes, los acompaña y describe, como sucede con el padre de Mar, un conocido pintor, o con Álvaro, un fotógrafo urbano. El arte también los alimenta y arrastra como le sucede a Mar, el centro de esta historia de personajes al límite, con todo su abanico de debilidades y desesperanzas, que dibujan un magnífico esbozo de una época contradictoria.