Forges, en la Complutense: “La obra de cualquier autor es la única herencia con fecha de caducidad del mundo”

El pasado 13 de julio, Antonio Fraguas, Forges impartió en los Cursos de Verano de la Complutense, una conferencia sobre la experiencia de la plataforma Seguir Creando y contó su experiencia como autor que está viviendo las sanciones de la Administración por compatibilizar su labor creativa con la percepción de una pensión fruto de más de 40 años de cotización. A continuación reproducimos, de manera textual e íntegra, su conferencia, lo que el propio Forges llama “el relato puro y duro de una realidad que afecta a muchas personas”..

Buenas tardes: En mi larga relación con los medios de comunicación voy a efectuar ante Ustedes mi primera crónica periodística real.

Es el relato, uno más, de uno de los hechos ciertos que, en la sórdida batalla contra la propiedad intelectual, que, desde siempre, pero especialmente en estos tiempos, se libra en toda suerte de campos de batalla. No esperen imaginación, sólo va a ser el relato puro y duro de una realidad que afecta a muchas personas.

Sí se calcula que los tabaqueros de Virginia se gastan anualmente una media de 4.000 millones de dólares en propalar en los medios de comunicación la reiterada “noticia”, falsa naturalmente , de que el tabaco es más adictivo que la heroína, haciendo creer así a muchos fumadores que es inútil intentar dejar de fumar…calculemos entonces cuánto dinero se está gastando en el mundo para acabar para siempre con esos reductos de libertad que se llaman Propiedad Intelectual y Derechos de Autor…cuánto dinero y cuántas maniobras orquestales en la impunidad se efectúan, repito cuántas, dentro de la demolición sistemática del Estado del Bienestar a que estamos sometidos el estado llano
¿Pasará esta demolición sistemática del Estado del Bienestar por acallar las voces de los autores, creadores, periodistas, filósofos…intelectuales en general, que son los obligados a denunciar estos desmanes..?

Ustedes se preguntarán qué estará pasando para que un humorista dedique su tiempo a hacer de de cronista “serio” de la actualidad. Pues la repuesta es sencilla: cuando los Poderes se dedican a hacer chistes, no ya malos, sino chistes perversos, es nuestro deber, seriamente y como intelectuales, al fin, que somos, poner al Poder en su sitio

Vida Laboral: 50 años de trabajador, desde los 15 a los 65 y 69 anualidades de cotización a la SS, a causa del pluriempleo a lo largo de mi vida laboral, nunca como dibujante, y sí como religioso pagador de IRPF, por cierto.

Medalla de oro al Mérito en el Trabajo en 2007, año en que me jubilo.

Se me empieza a abonar mi pensión y nadie me informa desde la SS, como tampoco ha informado nunca a ningún autor jubilado, de ninguna incompatibilidad para que yo no pueda seguir percibiendo mis Derechos de Autor, como desde tiempo inmemorial han hecho, sin problemas, los creadores jubilados españoles.

Como es lógico, los autores, jubilados o no, pagamos el IRPF, que grava tanto nuestras pensiones como los ingresos de Derechos de Autor y de otra clase. Por cierto, debería haber una adecuación legal de las conferencias, seminarios, cursos, etc. que dictan los creadores ¿por qué, para Hacienda, estos actos no generan Derechos de Autor, junto con las colaboraciones radiofónicas o televisivas?. Esperemos que el Estatuto del Autor logre estas justas reivindicaciones.

Desde la ley de la Propiedad Intelectual de 1987, los Derechos de Autor están exentos de IVA, porque el Ministerio de Hacienda no los considera Actividad Económica.

 

Viñeta-Forges-23-de-abrilNi en listado del IAE, ni el RETA existe un epígrafe especial para la Gestión y Explotación de Derechos de Autor.

En el RETA existe un epígrafe, denominado Creación Artística y Literaria, que no tiene nada que ver con la gestión y explotación de Derechos de Autor.

En España, muchas empresas editoriales, muy importantes o no, abonan los Derechos de Autor como Rendimientos de Trabajo en la Clave Fiscal de Actos y Conferencias, y otras en la Clave de Actividades Profesionales. Estas costumbres son motivo constante de enfrentamientos de Hacienda con los autores, ya que los Derechos de Autor ni son Actos y Conferencias, ni son Actividades Profesionales.

La UE, en su Libro Blanco sobre la Jubilación Activa, aconseja a los estados comunitarios la potenciación de la actividad profesional entre los jubilados que lo deseen, con los correspondientes detracciones fiscales a través del correspondiente IRPF, incluso con tramos especiales al alza si fuera  necesario, como medio para equilibrar las arcas de las Seguridades Sociales, permitiendo el cobro de sus pensiones.

Volvemos a nuestro caso, aquí los inspeccionados nos enteramos por los subinspectores que nos inspeccionaban, de que el INSS permitía los ingresos de derechos de autor si se renunciaba al 50% de la pensión, en camino a la Jubilación Activa hasta el 100%. Nos enteramos en ese momento, repito, no antes, ya en la inspección, porque en ningún momento se nos informó anteriormente de esta posibilidad, por otra parte injusta, porque al cesar a petición del jubilado en este sistema del 50%, la pensión total que recibiría sería sensiblemente inferior a la que tenía en origen, debido a los años de cotización que entonces le serían computados, para percibir la nueva pensión.

“En España, a diferencia de los países de nuestro entorno, los autores jubilados no pueden percibir sus legítimos e irrenunciables derechos de autor en cuantía superior al salario mínimo anual, si perciben la pensión de jubilación”.

La obra de cualquier autor en cualquier disciplina artística es “la única herencia con fecha de caducidad del mundo”: según los países, pero más o menos, alrededor de a los 70 años del fallecimiento del creador, sus descendientes pierden el derecho a percibir los Derechos de Autor generados por su ancestro , que pasan a ser de Dominio Público, propiedad del Estado, lo cual no ocurre con cualquier otro bien generado por cualquier otro sujeto heredable. Podríamos decir que, curiosamente, esta la única excepción comunista que permite el capitalismo…

A finales de 2014 el MEYSS envía a todos, repito, a todos, los jubilados y jubiladas, una carta, firmada por la Ministra Sra. Bañez, informándoles de que gracias al Gobierno al que pertenece, las pensiones aumentarán un 0,25%.

Sin embargo el departamento de la Sra. Bañez, como ya hemos dicho antes, ni entonces ni en ningún momento informó a los autores jubilados del nuevo criterio del Gobierno del PP, sobre la imposibilidad de percibir pensiones y derechos de autor, superiores al salario mínimo interprofesional anual.

Porque, por increíble que parezca, en España, a diferencia de los países de nuestro entorno, los autores jubilados no pueden percibir sus legítimos e irrenunciables derechos de autor en cuantía superior al salario mínimo anual, si perciben la pensión de jubilación, que suele estar generada en actividades distintas a las autorales, si embargo los propietarios jubilados de pisos sí pueden percibir los alquileres o los accionistas jubilados, los dividendos de sus acciones, o determinados profesionales liberales jubilados, pueden seguir ejerciendo su profesión a través de sus Colegios Profesionales y cobrando sus pensiones. Es más; como muestra de aberración administrativa los herederos de un autor fallecido, cuando se jubilen, sí podrán cobrar sus pensiones y los Derechos de Autor generados por su ancestro, ancestro que, como estamos diciendo reiteradamente, no los puede cobrar en vida si percibe una pensión. Excelentes consecuencias de una cuidada gobernanza en la Seguridad Social ¿no?.

El carácter irrenunciable de los Derechos de Autor: aclaremos que, puesto en el brete el Autor de elegir entre la pensión que legalmente le corresponda y la percepción de cantidades generadas en la gestión y explotación de Derechos de Autor, si eligiera cobrar la pensión y no los Derechos de Autor, a Hacienda le daría lo mismo, porque al serle imputadas fiscalmente al Autor esas cantidades de Derechos, por las empresas pagadoras de los mismos, con la Ley en la mano, el Autor estaría obligado a abonar al fisco las correspondientes detracciones, aún sin haber cobrado físicamente eso Derechos de Autor.

 

forges_seguir_creando

 

Por las mismas fechas, finales de 2014, según informó posteriormente el Jefe de la Inspección de Trabajo de la Comunidad de Madrid, hay una instrucción “…de arriba” a la Inspección para que se proceda a abrir expedientes a los creadores jubilados que percibieran pensiones y derechos de autor, en un montante anual superior al salario mínimo interprofesional, establecido en 9.172,80€.

Se inician las inspecciones y un mismo subinspector manifiesta, por separado, a dos de los inspeccionados, nada más haber iniciado la instrucción de los expedientes, que no se les ocurra pagar las sanciones que se les impongan, que denuncien al INSS en lo contencioso laboral, “… que lo ganan ustedes seguro” (sic). Esto, antes de finalizar la instrucción de los expedientes…curioso ¿por qué sabía ya que iban a ser sancionados…Es de hacer notar que sería interesante poder comprobar  el rumor que circula sobre si los Inspectores de Trabajo perciben un porcentaje de las sanciones que imponen.

Los herederos de un autor fallecido, cuando se jubilen, sí podrán cobrar sus pensiones y los Derechos de Autor generados por su ancestro, ancestro que, como estamos diciendo reiteradamente, no los puede cobrar en vida si percibe una pensión.

Total, que, sin haber concluido el expediente sancionador, se obliga a dos de los inspeccionados a ser incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos; se les embargan de sus cuentas bancarias el montante mensual para pagar las cuotas de RETA, y se les deja de abonar la pensión, repito; sin estar aún concluidos los expedientes que se les ha abierto, contraviniendo lo estipulado en el Artículo 50 de nuestra Constitución .

A través de la entidades de colectivos autorales y de gestión de derechos de todas las disciplinas artísticas, se crea la Plataforma Seguir Creando

La Plataforma Seguir Creando presenta en el mes de Noviembre sendos escritos en los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte, y en el de Empleo y SS, explicando la situación y solicitando ser recibidos por los respectivos Ministros.

No se obtiene respuesta de ninguna de las dos entidades y la Plataforma convoca al Presidente de las Cortes, don Patxi López que nos visita en el Círculo de Bellas Artes, ante una nutrida representación de los medios informativos, y manifiesta que la acción  contra los autores jubilados le parece (sic) “…una canallada”. Y se compromete a actuar a la altura de sus posibilidades para solucionar el desaguisado.

La Plataforma se entrevista individualmente con los representantes de Cultura de los principales partidos políticos en las Cortes: todos de acuerdo en todo, excepto… el Grupo Popular de Cultura, cuyo presidente era, casualmente, Inspector de Trabajo, que alega que estaban de acuerdo en el fondo, pero no en la forma, al considerar que solicitar la suspensión de las inspecciones ya abiertas es contraria a la legislación vigente en materia laboral y de la Seguridad Social. A pesar de ello, manifestaron su absoluto respaldo a un cambio legislativo que implique incrementar al 100% el grado de compatibilidad entre la percepción de una pensión y otros ingresos, y, tras el debate del Grupo de Cultura del Parlamento, al que asiste invitada, antes de las deliberaciones, una representación de la Plataforma, la Mesa del Congreso registra la presentación de dos Proposiciones No De Ley: la primera instaba a suspender las inspecciones ya abiertas y a paralizar los expedientes puestos en marcha, y la segunda, solicitaba iniciar los pasos necesarios para proceder a un cambio legislativo. Además, todos los partidos apoyan la creación de un Estatuto del Autor, que algunos de ellos ya llevaban en su programa electoral.

Hay mucho movimiento en los medios y así el Sr. Lasalle, Secretario de Estado de Cultura en funciones, cita a representantes de la Plataforma y los recibe en su institución, a los que comunica, dolido, que se ha enterado por la prensa del problema en cuestión, ante lo cuál los representantes de la Plataforma muestran al Secretario de Estado copia del escrito presentado meses antes en el Registro Oficial del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, que es el conducto oficial de la Secretaría de Estado. El Sr. Lasalle alega que estando el Gobierno en funciones, es imposible hacer nada en esos momentos. Un asistente de la Plataforma le pregunta que si el Gobierno en funciones no puede actuar, que por qué el Gobierno ha autorizado, en Consejo de Ministros, la ampliación de la concesión a 60 años de la papelera de Pontevedra, a lo que el Secretario de Estado no responde ni directa ni indirectamente.

Tras la aparición de miembros de la Plataforma en diferentes programas de televisión, radio, prensa y redes sociales, la Sra. Bañez, Ministra de Empleo y SS, acompañada de su equipo directivo, tienen a bien recibir a una comisión de la Plataforma Seguir Creando, que es informada de la imposibilidad de detener las inspecciones iniciadas. Se le responde que si eso es así, porqué se anuló una en Asturias y por qué las inspecciones en Cataluña han sido, casualmente, “contemporizadoras” con los autores jubilados, permitiéndoles regularizar su situación con mínimas penalizaciones, no así en Madrid donde ya hay autores jubilados que han sido conminados, antes de la resolución de sus expedientes, reoetimos, a “devolver” cuatro anualidades de pensiones, obligándoles a querellarse en lo contencioso laboral contra la Administración, por esta resolución.

Las centrales sindicales apoyan a la Plataforma, sugiriendo que la próxima revisión de los Pactos de Toledo podría ser el recinto político idóneo para lograr la Jubilación Activa al 100%.

La Sra. Ministra informa que los Derechos de Autor generados antes de la jubilación no se ponen en cuestión; sólo se cuestionan los generados posteriormente a la jubilación. Se le informa por la comisión de la Plataforma que esa afirmación, independientemente de que no se sostiene, porque no hay dos clases de Derechos de Autor, es incierta, ya que en las inspecciones efectuadas se han considerado ingresos los Derechos de Autor percibidos, sin entrar a considerar por los inspectores esas precisiones temporales que la Sra. Ministra manifiesta. Es más, se informa a los representantes de Empleo y Seguridad Social allí presentes que, a pesar de las reiteradas citas de los términos “Derechos de Autor” en los escritos de Alegaciones de los sancionados, estas tres palabras no aparecen en ningún momento en ninguno, repito, en ninguno, de los escritos administrativos de los inspectores actuantes. Y se añade que es innecesario añadir la profusa cosecha de genialidades que han dado a la Humanidad los autores mayores, pero se precisa que probablemente Cervantes, que publicó la IIª parte del Quijote con 67 años, no la hubiera publicado si, tras su azarosa vida económica, le hubieran puesto en el brete de elegir entre su pensión y publicar, como ahora se pretende hacer a los creadores jubilados. Acaba la reunión sin ninguna solución al problema.

La Plataforma se reúne con las centrales sindicales mayoritarias a las que informa de la situación, haciendo constar que la reivindicación de los creadores jubilados para conseguir una Jubilación Activa al 100% es una reivindicación para todos los jubilados, pero es deber de los intelectuales, y así se ha hecho muchas veces, encabezar muchas de las reivindicaciones laborales o sociales. Las centrales apoyan a la Plataforma, sugiriendo que la próxima revisión de los Pactos de Toledo podría ser el recinto político idóneo para lograr la Jubilación Activa al 100%. Además, los representantes de una de las centrales, UGT, indican que para evitar gran cantidad de problemas con la Administración, de los que tienen noticia a través de sus secciones sindicales de creadores y autores, lo más efectivo y rápido sería que, a través de un simple Decreto Ley, se cree una Clave específica de Gestión y Explotación de Derechos de Autor para uso de las empresas editoras en su relación con Hacienda, y que para el Reta y el INSS sea un Epígrafe específico de tal denominación, Gestión y Explotación de Derechos de Autor. Así mismo apoyarían, añadieron las Centrales, la creación inmediata del Estatuto del Autor, que, como ya hemos dicho, también apoyan los partidos políticos.

En el mes de Marzo de 2015, la Plataforma Seguir Creando pidió al Ministerio de Hacienda ser recibida por el Sr. Montoro. Hasta la fecha.

Quien sí recibe a los representantes de la Plataforma, y a los pocos días de haberlo solicitado, es Doña Soledad Becerril, Defensora del Pueblo, junto con su equipo directivo. Nos informan de que, por ley, no pueden intervenir en los procesos judiciales en curso, pero que van a recabar información inmediatamente a la Administración sobre la situación y, en su caso, emitirá uno de sus Dictámenes en forma de Advertencia o Recomendación.

Y hasta aquí el relato de unos hechos ciertos. La Plataforma Seguir Creando agradece a los organizadores de este curso, “La Re-evolución en los Derechos Intelectuales del Conocimiento”, que ha permitido a los creadores informar a ustedes de, otro más, de nuestros intentos de desfacer entuertos, defendiendo en este caso a los jubilados en general y autores en particular a los que inténtase despojar de sus ancestrales derechos. Vale.