La buena salud del idioma español

El español continúa consolidándose como idioma clave a nivel mundial

El español en el mundo. Anuario del Instituto Cervantes 2016, que presentó la institución el 13 de diciembre, preve un crecimiento moderado pero continuo de la comunidad de hispanohablantes. Más de 750 millones de personas hablarán nuestro idioma en 2050.

El estudio, realizado en un total de 87 ciudades de 44 países a través de centros propios, antenas y Aulas Cervantes, expone que el número de estudiantes de español hoy en día es de 21 millones.

Algunos datos de interés que se muestran en el estudio:

  • Después del inglés, el español se disputa con el francés y con el chino mandarín el segundo puesto en la clasificación de idiomas más estudiados como segunda lengua. No existen análisis exhaustivos que comparen el número de estudiantes de las distintas lenguas.
  • El 7,8% de la población. Hoy habla español el 7,8% de la población mundial. Las proyecciones indican que el peso de la comunidad hispanohablante en 2050 permanecerá inalterado.
  • Estados Unidos será en 2060 el segundo país hispanohablante del mundo después de México. Según prevé la Oficina del Censo, los hispanos serán 119 millones en 2060. Es decir, más del 28% de la población estadounidense será hispana, casi uno de cada tres residentes.
  • 21 millones de estudiantes de español. El número de estudiantes de español como lengua extranjera en todo el planeta no ha dejado de crecer desde la creación del Instituto Cervantes. Más de 21 millones de alumnos estudian actualmente este idioma como lengua extranjera.
  • Los factores que determinan el auge del español no se basan solo en el crecimiento demográfico de los países que tienen el español como lengua oficial. Influyen positivamente en el auge del español otros factores, como el despegue económico de países hispanoamericanos y al aumento del comercio bilateral dentro y fuera de esta comunidad.
  • Crece el peso del español como lengua internacional: ya no es visto únicamente como una vía de acceso a una cultura de primer orden, sino también como un activo económico en toda regla y como una herramienta muy útil en los terrenos comercial y diplomático.

Leer noticia completa en la web del Instituto Cervantes