Los derechos de autor impulsan la innovación educativa

El pasado 3 de mayo, editores educativos de todo el mundo se reunieron en Ginebra para explicar a delegados de la OMPI la importancia que tienen los derechos de autor en la innovación docente.

El apoyo y protección de la Propiedad Intelectual hace posible que nazcan nuevos proyectos para el desarrollo cultural y educativo. Así, con motivo de la 34ª sesión del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR) de la OMPI, cuatro editores de Brasil, México, Sudáfrica y los Emiratos Árabes presentaron sus innovaciones locales. Son cuatro ejemplos de «cómo los derechos de autor les han permitido invertir en la tecnología digital que está configurando el futuro del aprendizaje en edad escolar», según explica en un comunicado la Asociación Internacional de Editores (IPA).

El Gerente Editorial de Lenguas Extranjeras de FTD Editora de Brasil, Cayube Dias Galas, presentó su nuevo proyecto «Faça» con el que ofrece diferentes recursos para estudiantes y maestros de primaria de su país «que está cambiando la forma en que la comunidad escolar percibe y se relaciona con los materiales educativos», añade la IPA.

Por su parte, el gerente de Comunicaciones y Marketing de UNOi de México, Rodrigo Cosío, explicó un nuevo modelo de transformación educativa para las escuelas de América Latina; mientras que el gerente y editor de los Emiratos Árabes, Malak Obeid, presentó «Horouf» y «Qartoos», dos aplicaciones para aprender el árabe a través de contenido personalizado.  

En último lugar, el director ejecutivo Learning Services en Pearson Sudáfrica, Brian Wafawarowa, explicó su proyecto «Test & Improve», un sistema que monitoriza el rendimiento de los alumnos y que también hace recomendaciones didácticas.

«Las limitaciones y excepciones en materia de derechos de autor para las instituciones educativas y de investigación figuran entre los puntos más controvertidos del SCCR, por lo que es muy importante para nosotros que los delegados tengan en cuenta la contribución de los editores a los resultados educativos de los alumnos», afirmó el secretario general de la IPA, José Borghino.

Fuente: