Presentación del libro “El asesino de rostro angelical” de Jaime Alonso Véliz

El acto de presentación del libro tendrá lugar en el Salón de Actos “Neus Casas” del IES.
“Miguel Fernández”, el jueves, 9 de marzo, a las 20.00H
.
Presenta D. FRANCISCO CASAÑA

Se trata de una novela negra, a camino entre la psicología y la comedia, en la que cualquier coincidencia con la realidad es fruto de la imaginación del lector. El autor, mediante el uso de una detallada descripción física y psicológica de cada uno de los personajes de la novela, y gracias a la fluidez y al dinamismo de la narración en tercera persona y los diálogos tan espontáneos y llanos de los protagonistas, nos relata la vida de un grupo de hombres y mujeres ancianos, residentes en un centro socio sanitario, donde la tranquilidad se va a ver alterada por una serie de muertes en circunstancias extrañas. Los análisis forenses indican que dichos fallecimientos son fruto de una mano asesina. La policía, desconcertada, intenta esclarecer los hechos y acabar con la terrible situación por la que están pasando todas las personas que residen en el centro. Tras una ardua labor de investigación y gracias a la colaboración de Julia, una anciana encantadora, aquejada de demencia senil en fase inicial, y la estrategia que pone en marcha el inspector de policía encargado del caso, el escurridizo asesino es atrapado, y la calma vuelve de nuevo al centro.

No es, pues, la historia real de un grupo de hombres y mujeres residentes en un centro socio sanitario de una de tantas ciudades españolas, sino la historia imaginaria de un grupo de personas que, en cierto modo, podrían haber tenido una experiencia similar. El autor, valiéndose de la realidad, pero disfrazándola, narra una historia de ficción con personajes reales, cuyos nombres han sido modificados por respeto a su anonimato; sin embargo, los topónimos que aparecen son auténticos. Es cierto que, a veces, es más interesante contar la vida de las personas recurriendo a historias imaginarias que ciñéndose a la misma realidad. Y eso es, exactamente, lo que sucede en esta novela de tema moralizante.

Averiguar quién puede ser el asesino que ha mantenido en vilo a los protagonistas, a la dirección del centro y a la policía, no es lo más importante para el autor. Su objetivo principal es mostrar al lector que el ser humano es capaz de infundir fuerza a su flaqueza y superar, con ahínco y tesón, sus propias debilidades, pero también resaltar que los actos humanos, por ignominiosos que sean, no pueden ser criticados ni juzgados a la ligera, sin comprender los motivos que han podido impulsar a una persona a cometerlos. El homicidio, acto deleznable, cruel e inadmisible, desde el punto de vista moral y social, ha de ser castigado por la justicia, pero también ha de ser comprendido y perdonado por el hombre, porque el ser humano es imperfecto y no está libre de pecado.